Comité Regional de la IEAL y organizaciones afiliadas condenan la represión en Colombia

Comité Regional de la IEAL y organizaciones afiliadas condenan la represión en Colombia

Mensajes de solidaridad con FECODE y ASPU 

El Comité Regional de la Internacional de la Educación América Latina (IEAL) condenó la brutal y sistemática represión al pueblo colombiano en el contexto del paro nacional iniciado el pasado 28 de abril. La IEAL además suscribió las exigencias de sus afiliadas en Colombia, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE) y la Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU), de instalar mesas de negociaciones de los pliegos presentados para que se escuchen los justos reclamos de la población civil colombiana. 

La nota de denuncia menciona los múltiples asesinatos, la violación de derechos humanos, las detenciones arbitrarias de manifestantes, los abusos sexuales y la persecución a dirigentes sociales y sindicales, como resultado de los actos de violencia y represión ejecutados por el gobierno colombiano y sus fuerzas de seguridad. 

“Solicitamos el cese inmediato a la represión y la violencia estatal en contra de las personas manifestantes, el respeto al Estado social de derecho y la desmilitarización de las ciudades del país”, señala el texto firmado por Hugo Yasky, Presidente de la IEAL, y los demás cargos del Comité Regional.  

La nota también exige “que se garantice la seguridad y protección a todos los miembros del Consejo Ejecutivo de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE) y la Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU)”. 

Puede leer y descargar la nota de denuncia del Comité Regional de la IEAL en el este enlace

Solidaridad internacional 

Ante la represión a la movilización social por parte de militares y policías colombianos, organizaciones afiliadas a la IEAL en la región han expresado su solidaridad con FECODE, ASPU y demás actores sociales que luchan contra la propuesta fiscal y otras iniciativas de ley del gobierno de Iván Duque. 

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) expresó su “total repudio a la brutal represión ejercida contra el pueblo y los trabajadores, por las fuerzas de seguridad en la hermana República de Colombia”, y denunció los reportes de “al menos 26 jóvenes asesinados, 950 hechos de violación a los Derechos Humanos, 650 detenidos, 17 personas que han perdido la vista, 67 heridas de bala, múltiples abusos sexuales” por parte de las fuerzas represivas.  

En Costa Rica la Asociación Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE) denunció “el uso indiscriminado de los aparatos represivos militares" del gobierno de Iván Duque y lo exhortó a “respetar el derecho a la vida, a detener de inmediato esta barbarie y a eliminar su opresión hacia la sociedad civil". La ANDE hizo entrega de una carta dirigida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Embajada de Colombia en San José. 

La Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación de Brasil (CNTE) se manifestó en solidaridad con la lucha librada por el pueblo colombiano y su combate al neoliberalismo en las calles. “¡Toda la solidaridad con la lucha del pueblo colombiano, que lucha por su propia dignidad y, con su ejemplo, inspira a todos/as!”, concluye la nota firmada por la Dirección ejecutiva de la CNTE

Situación en Colombia 

FECODE informa a través de sus redes sociales de las continuas movilizaciones pacíficas en todo el país en rechazo a la represión policial y militar y en contra de las reformas de salud, pensional y laboral impulsadas por el gobierno de Duque. Grandes movilizaciones en las jornadas de paro, concentraciones y plantones forman parte de las actividades en las que participan docentes de los sindicatos de base que integran FECODE.

"FECODE llama al magisterio a mantenernos en pie de lucha, a continuar en el gran paro nacional del pueblo colombiano a partir del 3 de mayo, participando en las actividades y acciones movilizatorias programadas por nuestras filiales, articulándonos con los Comités Departamentales y Municipales de paro donde existan las condiciones, con medidas de bioseguridad y de manera pacífica, en el marco de las más amplias expresiones de unidad, confrontación, sin violencia pero con convicción en la lucha organizada. como expresión de oposición a las políticas de un gobierno genuflexo, indolente y negacionista", señala la organización en un comunicado.

ASPU acordó en su III Plenaria Nacional “seguir apoyando la protesta social en cabeza de las centrales obreras y las organizaciones sociales que hacen parte del Comando Nacional de Paro”. Y expresó su rechazo a las reformas tributaria, laboral, pensional y de salud propuestas por el gobierno.