AFT apoya la democracia, los derechos humanos y el medio ambiente en Brasil

Estados Unidos 15 de Febrero, 2019
CNTE AFT se solidariza con Brasil

Organización sindical estadounidense expresó solidaridad con sectores sociales brasileños y rechazó el discurso de odio de la administración de Jair Bolsonaro 

La Federación Américana de Maestros de Estados Unidos (AFT, American Federation of Teachers) publicó en su sitio web una declaración de apoyo a la democracia, los derechos humanos y el medio ambiente en Brasil. La organización sindical norteamericana resolvió trasladar su posición y preocupación a individuos y grupos para expresar su solidaridad en la lucha “contra el autoritarismo” y para  “rechazar la agenda de odio del Presidente Jair Bolsonaro”. 

A continuación la traducción al español de la Declaración de AFT: 

Declaración de AFT 

EN APOYO A LA DEMOCRACIA, LOS DERECHOS HUMANOS Y EL MEDIO AMBIENTE EN BRASIL 

CONSIDERANDO QUE, luego de dos años de turbulencia política en Brasil, que resultó en fallos judiciales que impidieron que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva se presentara a las elecciones, los votantes brasileños eligieron a un ex oficial militar de extrema derecha, Jair Bolsonaro, para la presidencia. Se une a otros autoritarios antidemocráticos elegidos en todo el mundo, como Recep Tayyip Erdoğan en Turquía, Viktor Orbán en Hungría, Abdel Fattah el-Sisi en Egipto y Rodrigo Duterte en Filipinas; y 

CONSIDERANDO QUE, los sindicatos están siendo atacados. Los cambios recientes a la legislación laboral brasileña han eliminado importantes derechos sindicales y de los trabajadores, han cortado las fuentes de financiamiento de los sindicatos y han aumentado significativamente el empleo precario tanto en el sector público como en el privado. Los sindicatos han informado sobre el aumento de persecución de dirigentes sindicales y trabajadores en todo el país; y 

CONSIDERANDO QUE, la AFL-CIO, la Confederación Sindical Internacional, la Internacional de Servicios Públicos y la Internacional de la Educación están movilizando a las organizaciones miembros para protestar por las acciones de la administración de Bolsonaro para hacer retroceder la democracia en materia de derechos humanos, derechos de los trabajadores, libertades políticas, derechos de las minorías y temas medioambientales; y 

CONSIDERANDO que Bolsonaro abolió el Ministerio de Trabajo de Brasil, entre otras agencias gubernamentales y ministerios, y comenzó a despedir a miles de trabajadores contratados del sector público que se consideran una amenaza política para la misión de la administración; y 

CONSIDERANDO QUE, el presidente Bolsonaro ha prometido más despidos en el sector público, propuso la abolición de los tribunales laborales de Brasil y promovió asesores económicos que buscan recortar el gasto en pensiones, privatizar las empresas estatales y los servicios públicos, y otorgar recortes fiscales a los ricos; y 

CONSIDERANDO QUE, es probable que el sistema educativo de Brasil sea uno de los objetivos de Bolsonaro. Él ha amenazado con desechar la tradición de independencia escolar de décadas de antigüedad al imponer directores de derecha en las universidades federales. El ministro de educación de Bolsonaro ha dicho que quiere eliminar la educación sexual, requiere que el creacionismo se enseñe junto con la evolución, revisar los materiales escolares para incluir una visión más "equilibrada" de la dictadura militar del país y alienta a los maestros y estudiantes a informar sobre el "izquierdismo" en el aula. Un proyecto de ley, que ya se está abriendo camino en el Congreso, prohibirá a los profesores y profesores universitarios expresar sus opiniones políticas en el aula, prohibirá el uso de los términos “género” y “orientación sexual”, y forzará la enseñanza de “educación moral y religiosa” si los padres lo solicitan; y 

CONSIDERANDO QUE, Bolsonaro transformó el Ministerio de Derechos Humanos en Ministerio de Mujeres, Familia y Derechos Humanos y nombró a un pastor conservador como su jefe, lo que provocó el clamor de activistas feministas, indígenas y LGBT. Bolsonaro ordenó que el Ministerio de Agricultura ahora tenga la autoridad de delinear el territorio indígena, que amenaza a los pueblos indígenas y quilombolas de Brasil, comunidades que descienden de esclavos fugitivos, impulsar la agroindustria y amenazar a la Amazonía con una mayor deforestación y degradación ambiental. Bolsonaro ha hecho repetidamente declaraciones misóginas, racistas, anti-LGBT y anti-ambientalistas a lo largo de los años: 

RESUELVE, que la Federación Americana de Maestros (American Federation of Teachers AFT), en concierto con la AFL-CIO, Internacional de la Educación y la Internacional de Servicios Públicos, continuará las acciones callejeras, la comunicación en las redes sociales y las manifestaciones públicas para llamar la atención sobre el historial antidemocrático y los abusos de los derechos humanos de la administracion de Bolsonaro; y 

RESUELVE, que la AFT se comunicará directamente con individuos y grupos en Brasil para apoyar su lucha contra el autoritarismo y rechazar la agenda de odio del Presidente Jair Bolsonaro; y 

RESUELVE, que la AFT afirma su apoyo a los valientes individuos y grupos en Brasil que se esfuerzan por defender los derechos y libertades protegidos por la Constitución, y apoyaremos a aquellos en Brasil que se oponen al autoritarismo y continúen defendiendo la democracia. 

(2019) 

La Declaración original (en inglés) puede consultarse en este enlace

Brasil Derechos Humanos AFT AFT