AFT contra el racismo y en apoyo de las vidas negras 

30 de Junio, 2020
AFT Black Lives Matter AFT, Black Lives Matter

Sindicato docente estadounidense emite resolución contra el racismo 

La Asociación Estadounidense de Maestros (American Federation of Teachers, AFT), afiliada a la Internacional de la Educación (IE), publicó una resolución contra el racismo y en apoyo a las vidas de las personas afrodescendientes. “Confrontando el racismo y en apoyo de las vidas negras”, es el encabezado de la resolución del sindicato de educación de Estados Unidos.  

La resolución de AFT coincide con las manifestaciones de rechazo al racismo y de apoyo al movimiento Black Lives Matters (Las vidas negras importan), motivadas por el reciente asesinato del ciudadano afroestadounidense George Floyd en manos de oficiales de policía de la ciudad de Minneapolis.  

AFT apela a la justicia para todos como eje fundamental de su trabajo, así como la lucha por la equidad y la dignidad, más allá de diferencias por raza, religión, género, idioma, nacionalidad y orientación sexual. Siendo este el principal motivo para emitir el comunicado contra el racismo. 

En la resolución AFT hace un breve repaso por la historia de exclusión, violencia y discriminación que ha vivido la población negra en Estados Unidos, desde el esclavismo y la segregación racial, hasta los hechos recientes de violencia policial, con los asesinatos de Ahmaud Arbery, Breonna Taylor, George Floyd y muchas personas negras más. 

AFT también rechaza en la resolución “el ambiente permanente de odio y animosidad racial alimentados e incentivados por el Presidente Trump y sus aliados”. 

AFT emite en la resolución un apoyo al movimiento Black Lives Matter, respalda la aprobación de legislación para contrarrestar la brutalidad policial y eliminar el racismo y las desigualdades. 

Lea a continuación el texto íntegro de la resolución de AFT. Este documento también puede consultarse en inglés en este enlace

Resolución de la AFT 

CONFRONTANDO EL RACISMO Y EN APOYO DE LAS VIDAS NEGRAS 

CONSIDERANDO QUE, la creencia en la justicia para todos debe ser fundamental para nuestro trabajo y que la lucha por la equidad, justicia y dignidad debe abarcar a todos, independientemente de la raza, religión, género, idioma, nacionalidad de origen y orientación sexual. 

CONSIDERANDO QUE, más de 400 años después de que los africanos llegaran a estas costas donde ellos y sus descendientes fueron esclavizados durante casi 250 años y más de 150 años después de que la 14a Enmienda a la Constitución de los EE. UU. otorgara ciudadanía e igual protección bajo la ley para todos, seguidos por otro siglo de leyes de Jim Crow y 66 años después de que el fallo de la Suprema Corte de los EE. UU. en Brown v. Board of Education afirmara y extendiera esa promesa, los estadounidenses negros siguen luchando por una protección plena bajo la ley y por ser reconocidos como seres humanos completos que merecen derechos humanos básicos en lugar de ser tratados como sujetos. 

CONSIDERANDO QUE, en la década de 1890, la periodista y activista por los derechos humanos Ida B. Wells denunció los horrores de los linchamientos y condenó a la nación por su inacción diciendo: “. . . no ha habido ningún esfuerzo propuesto por las numerosas fuerzas morales y filantrópicas del país para detener esta matanza indiscriminada”. Casi 130 años después, hombres, mujeres y niños negros siguen luchando por el derecho a vivir de manera segura y libre de perjuicios en sus casas y comunidades y una nueva generación de afroamericanos jóvenes está presenciando la barbarie de linchamientos y perpetuos genocidios en tiempos modernos. 

CONSIDERANDO QUE, el 23 de febrero de 2020, Ahmaud Arbery de 25 años de edad recibió disparos y fue asesinado por dos agresores blancos en un pequeño suburbio de Georgia mientras estaba trotando. Durante más de dos meses después de este crimen, la familia de Arbery lloró en silencio mientras los asesinos seguían libres. Los asesinos recién fueron arrestados después de que la difusión de un video del asesinato provocara la furia del público y recibiera la atención nacional. Casi un mes después, las redes sociales alertaron al país sobre el asesinato de Breonna Taylor de 26 años de edad, que fue asesinada a balazos el 13 de marzo de 2020 mientras dormía en su casa. Fue alcanzada por ocho balas disparadas por policías que ingresaron en el domicilio por error para ejecutar una orden. El 25 de mayo de 2020, George Floyd de 46 años de edad fue asesinado por un oficial de policía blanco de Minneapolis que se arrodilló sobre su cuello durante más de ocho minutos mientras Floyd rogaba por su vida, diciendo reiteradamente, “No puedo respirar” y, después, “Me estoy muriendo”. 

CONSIDERANDO QUE, la pérdida trágica y violenta de estas vidas negras y, de no haber habido videos y protestas, el prejuicio racial con que estos casos se habrían manejado ha puesto en evidencia las profundas heridas sin cicatrizar del racismo sistémico y ha llevado a muchos a preguntarse si alguna vez las vidas negras importarán en Estados Unidos. 

CONSIDERANDO QUE, a través de sus sindicatos, acciones colectivas y negociaciones colectivas, las personas trabajadoras han usado nuestra voz colectiva para ayudar a mejorar la vida de las personas trabajadoras y nuestras comunidades a través del aumento de las pagas, la mejora de las condiciones laborales y al fomentar políticas que enfrenten la desigualdad, que mejoren los pilares de la oportunidad, como la educación pública, los cuidados de la salud y la vivienda, y que mejoren la calidad de vida en nuestras comunidades. 

CONSIDERANDO QUE, el ambiente permanente de odio y animosidad racial alimentados e incentivados por el Presidente Trump y sus aliados es un recordatorio del inmenso trabajo sin terminar de esta nación, el movimiento de los trabajadores y nuestro sindicato para garantizar que la promesa de justicia y libertad sea una realidad para todas las personas. 

CONSIDERANDO QUE, en un momento en que una pandemia sanitaria global está dejando expuesta y exacerbando desigualdades de larga data y persistentes en salud, educación y seguridad económica, estos crímenes subrayan el impacto destructivo del racismo sistémico, una cultura que posibilita el nacionalismo blanco y la supremacía blanca, así como la violencia resultante en contra de afroamericanos, otras personas de color, pueblos autóctonos del territorio de EE. UU. y otros grupos vulnerables, como los individuos transgénero y de género no conforme. Estos males le han costado muy caro a nuestra nación, como un todo dividido. 

CONSIDERANDO QUE, como sindicato, no podemos quedarnos en silencio y no nos quedaremos en silencio para condenar los asesinatos brutales de Ahmaud Arbery, Breonna Taylor, George Floyd y muchos otros. 

CONSIDERANDO QUE, la Federación Estadounidense de Maestros (AFT) ha actuado de muchas maneras para combatir el racismo, desde eliminar los lugares segregados hasta, más recientemente, establecer una Fuerza de Tareas por la Equidad Racial encargada de abordar la crisis de discriminación contra la gente negra y sus efectos perjudiciales, especialmente sobre hombres negros, y en apoyo de la reforma de políticas de disciplina escolares, como las duras prácticas disciplinarias correctivas, conocidas como “tolerancia cero”, que dieron como resultado la pérdida de valioso tiempo de instrucción a través del aumento de suspensiones y expulsiones que tuvieron un impacto desproporcionado sobre estudiantes negros y morenos. 

CONSIDERANDO QUE, hasta la fecha la AFT ha alentado a las personas locales a tomar sus propias decisiones sobre prácticas policiales en las escuelas con base en las necesidades y condiciones locales. 

CONSIDERANDO QUE, la AFT apoya la Ley de Justicia Policial de 2020, legislación fomentada por la bancada negra del Congreso e introducida por líderes demócratas en la Cámara y el Senado que prohibiría poderes absolutos, inmunidad garantizada y establecería una base de datos nacional para dar seguimiento a conductas policiales indebidas y prohibiría ciertas órdenes de allanamiento sorpresivas, así como otros pasos para abordar la brutalidad policial: 

SE RESUELVE, que la Federación Estadounidense de Maestros renueva su compromiso para poner fin al racismo sistémico en los Estados Unidos, en particular en el sistema de justicia penal, y para garantizar un tratamiento justo y equitativo de las personas de color, así como los miembros de otras comunidades marginalizadas. 

SE RESUELVE, que con este fin, la AFT apoyará a aliados comunitarios que están liderando este trabajo, incluidos, entre otros, Black Lives Matter, Color of Change y la NAACP. 

SE RESUELVE, que la AFT está comprometida con la reforma sistémica e integral de la vigilancia del cumplimiento de las leyes estadounidenses y la justicia penal. Nuestro objetivo es establecer sistemas de prácticas policiales comunitarias en las que la policía forma parte de una comunidad y refleja su composición demográfica y está organizada y entrenada para protegerla y servirla. Estos sistemas de prácticas policiales comunitarias deben estar libres de toda forma de discriminación y trato desigual en la vigilancia del cumplimiento de la ley y la policía debe estar bajo el comando y la autoridad civil. 

SE RESUELVE, que la AFT luchará para desmilitarizar las prácticas policiales y apoyar de otras maneras los esfuerzos nacionales para proporcionar supervisión de los estados a través de legislación federal que prohíba la brutalidad policial. 

SE RESUELVE, que la AFT abogará por el entrenamiento en competencia cultural y prejuicios implícitos para la policía con el fin de alentar un mejor entendimiento entre la policía y los miembros de las comunidades donde trabajan, así como una mayor diversidad en las fuerzas policiales. 

SE RESUELVE, que la AFT cree que todas las personas trabajadoras, incluidas las que están en el ámbito de la justicia penal, tienen derecho a organizarse como sindicato y a negociar colectivamente los términos y condiciones de su empleo, pero que los convenios de negociación colectiva, aunque ofrecen protección contra falsos alegatos, nunca deben proteger conductas indebidas; los sindicatos deben fomentar, al igual que intenta hacerlo la AFT, altos estándares profesionales para nuestros líderes y nuestros miembros. 

SE RESUELVE, que la AFT se compromete a apoyar procedimientos legales transparentes para hacer a los oficiales de policía responsables de conductas indebidas y violaciones de la ley. Creemos en juntas de revisión civiles, entidades procesales independientes cuando la policía es acusada de violaciones legales, protecciones para denunciantes y testigos de conducta indebida policial y la eliminación de otros obstáculos para identificar e informar conductas indebidas policiales, incluidas cámaras portátiles e identificación apropiada. 

SE RESUELVE, que la función necesaria de la seguridad escolar debe estar separada de prácticas policiales y fuerzas policiales. Los miembros del personal de seguridad escolar deben estar entrenados como oficiales de paz e integrados a la comunidad escolar, con un enfoque en la resolución sin violencia de los conflictos con un uso mínimo de la fuerza. La AFT reconvocará a una conversación a nivel del sindicato, incluidos educadores, estudiantes y padres, sobre cómo transformar la seguridad escolar para ayudar a lograr un ambiente seguro y acogedor para los estudiantes y el personal y no un estado policial militarista que ha criminalizado a los estudiantes negros y morenos. 

SE RESUELVE, que la AFT alentará y apoyará los esfuerzos de los maestros, el personal escolar de apoyo y nuestros afiliados para abordar las necesidades de los niños que sufren traumas por esta violencia y luchará por obtener los recursos que los estudiantes y el personal necesitan, incluido personal adicional, como trabajadores sociales, orientadores psicológicos, enfermeros e instructores de justicia de rehabilitación. 

SE RESUELVE, que la AFT seguirá abogando por financiar nuestro futuro a través de la Ley HEROES y otras medidas para que los distritos escolares contraten y conserven personal que aporte los apoyos sociales, emocionales y de instrucción que necesitan los estudiantes, así como programas que ayuden a los estudiantes a resolver conflictos de manera pacífica, como la mediación de compañeros. 

SE RESUELVE, que la AFT abogará por el entrenamiento en competencia cultural y prejuicios implícitos para nuestros líderes locales y nuestros miembros, para alentar un mejor entendimiento entre estudiantes, padres y las comunidades a las que sirven nuestros miembros. 

SE RESUELVE, que la AFT recurrirá a las juntas escolares locales para la promulgación de políticas antirracistas y el control de su cumplimiento. 

SE RESUELVE, que la AFT abogará por el desarrollo profesional que incluya prácticas de competencia cultural, prejuicios implícitos e informadas sobre traumas para apoyar a los estudiantes, padres y las personas y comunidades a las que sirven nuestros miembros. 

SE RESUELVE, que la AFT actuará para abordar desigualdades y violencia raciales en todas nuestras comunidades y nuestro sindicato, en todos los niveles, desde el lugar de trabajo hasta la oficina nacional. 

SE RESUELVE, que la AFT alentará a nuestros afiliados estatales y locales a participar plenamente en diálogos y esfuerzos con nuestros socios y aliados comunitarios. 

SE RESUELVE, que la AFT alentará a aliados blancos a escuchar y a proteger a vecinos y comunidades de negros, latinos, pueblos autóctonos del territorio de EE. UU., asiáticos americanos/americanos de las islas del Pacífico, LGBTQ e indígenas no blancos de injusticias raciales, de modo de potenciar y lograr que haya iguales oportunidades educativas, de cuidados de la salud y económicas al alcance de todos en la búsqueda de vida, libertad y felicidad. 

SE RESUELVE, que la AFT se opone a la amenaza del Presidente Trump de usar la Ley de Insurrección. No se debe utilizar personal militar en servicio activo para intimidar a nuestras comunidades, como él lo hizo el 1 de junio cuando se atacó a manifestantes pacíficos con gas lacrimógeno y balas de goma. 

SE RESUELVE, que la AFT trabajará para apoyar políticas en los ámbitos federal, estatal y local que eliminen la discriminación, el perfilamiento y la violencia, y denunciar leyes de “defiende tu espacio”. 

SE RESUELVE, que mientras nuestra nación se prepara para la temporada electoral más relevante de la historia reciente, la AFT se comprometerá a movilizar y comprometer a nuestros miembros, amigos y familiares para que voten por Joe Biden para presidente y por otros legisladores y funcionarios electos en los ámbitos nacional, estatal y local que trabajarán por todos los estadounidenses, no solo unos pocos privilegiados. Nuestro activismo, combinado con nuestro voto, producirá un cambio real. 

Descargue a continuación el documento con la resolución de AFT. 

IE AFT Igualdad racial Declaración AFT