Día 1 de la Conferencia Mundial de las Mujeres de la Internacional de la Educación

06 de Febrero, 2018

Surfeando la ola de levantamientos por los derechos de las mujeres globalmente

El empoderamiento económico y político de las mujeres estuvo en el centro de las presentaciones de los y las palestrantes clave en la apertura de la 3er Conferencia Mundial de las Mujeres de la Internacional de la Educación.

"Reclama tu espacio"

"No estaremos más en silencio". Ese es la fuerte consigna de las mujeres hoy, de acuerdo a Ulrike Lunacek, ex Vicepresidenta del Parlamento Europeo. Ella dio las palabras de presentación en el primer día de la 3er Conferencia Mundial de la Internacional de la Educación, que se desarrolla en Marrakech, Marruecos, del 5 al 7 de febrero. En la conferencia "Encontrando un camino a través del ' laberinto': mujeres, educación, uniones y liderazgo" participan 300 personas.

Las mujeres necesitan el empoderamiento económico, porque la pobreza les excluye de seguir una carrera, remarcó Lunacek.

Añadiendo que se necesita a las mujeres en los parlamentos y como líderes políticas, porque es positivo para las vidas de los hombres y las mujeres, ella detalló que, mundialmente, las mujeres solamente ocupan 20% de puestos en parlamentos y 10% en ministerios. Interesantemente, 47% de las cabezas de estado son mujeres, sin embargo, esto es debido al número de monarquías.

Coraje

Las mujeres necesitan a los hombres como aliados, subrayó Lunacek, pero las mujeres también necesitan su propio espacio para fortalecerse a sí mismas, elaborar estrategias y moverse hacia delante. Pero "reclamar ese espacio requiere coraje", afirmó.

La sociedad y los sindicatos también necesitan estructuras para apoyar a las mujeres, y las cuotas también son necesarias, explicó. "Para las mujeres que dicen que no quieren estar en un puesto por llenar una cuota, yo les digo '¿Cuántos hombres están en sus posiciones solo porque son hombres y no porque son los mejores?' Necesitamos cuotas para incluir a las mujeres en posiciones de liderazgo y mantenerlas ahí, y para que las niñas puedan ver modelos a seguir y podamos cambiar las cosas".

Ella fue enfática en que ser una líder es algo que las mujeres pueden disfrutar, pues "puedes hacer cosas con el poder que tienes, aunque te arriesgues a la derrota; pero si no lo intentas, nunca sabrás lo que podrías haber conseguido".

"Al forjar, reclamar y adueñarse de los espacios, con ese espacio, nosotras las mujeres podemos hacer del mundo un lugar mejor para todos y todas", concluyó.

Encontrar la salida al "laberinto"

La Presidenta de la Internacional de la Educación, Susan Hopgood, también se dirigió a las y los participantes. "Qué momento para tener nuestra Tercer Conferencia de Mujeres de la IE, cuando hemos recién terminado un año que muchos están llamando 'un año del levantamiento por los derechos de las mujeres alrededor del mundo'", dijo. "2017 nos mostró que, alrededor del globo, las mujeres se niegan a quedarse calladas".

Lograr la equidad de género en los lugares de trabajo, hizo notar, significa que las mujeres y los hombres tienen igualdad de oportunidades para el avance profesional, para obtener todos sus derechos humanos, y para contribuir a y beneficiarse del desarrollo económico, social, cultural y político.

La conferencia se enfocará en la controvertida pregunta de por qué, en 2018, aún continúa habiendo tan pocas mujeres en altos puestos de liderazgo y de toma de decisiones en todos los sectores.

"Techo de vidrio"

El "techo de vidrio" es una metáfora familiar usada para referirse a las barreras que previenen que las mujeres sobrepasen un determinado punto en su carrera de progresión, dijo. "De hecho, muchas mujeres no son retenidas por un techo de vidrio, sino por el efecto acumulativo de pequeños o micro problemas que enfrentan de forma diaria, que les detiene en su progreso profesional, o simplemente les detiene de alcanzar la parte alta de posiciones de liderazgo y toma de decisiones".

Complejidades

Esto es por qué el tema de la conferencia se refiere a "el Laberinto": "Porque cuando pensamos del camino al liderazgo como un laberinto que las mujeres tienen que resolver (más que un techo de vidrio que tienen que romper), entonces podemos ver más claramente las complejidades y los retos que las mujeres enfrentan para intentar progresar en sus carreras". El hecho de que las mujeres realmente ocupan posiciones de liderazgo muestra que no hay ninguna barrera absoluta al avance profesional de las mujeres, remarcó. Sin embargo, hay un número de barreras institucionales y societales que conforman el laberinto que las mujeres encuentran a lo large de sus carreras y son forzadas a negociar si quieren progresar.

A pesar de esto, "este es el momento de asegurar que los vientos de cambio continúan soplando en el mundo, y que las mujeres son completamente representadas en posiciones de liderazgo y toma de decisiones en sindicatos, en la educación y en la sociedad.

Algo de éxito en Marruecos

El representante el Ministerio de Educación de Marruecos, Cadi Ayyad, insistió que las mujeres merecen organizaciones sistémicas, de manera que puedan llegar al poder.

El destacó que, en Marruecos, 54$ de las chicas son registradas en universidades, y el 60% de ellas obtienen un título con éxito. A pesar de esto, citó 3 elementos que evitan que las mujeres logren ese éxito: el acceso a los idiomas, la alfabetización digital, y la situación económica.

Más líderes mujeres

"Debemos triunfar en trascender las situaciones financieras y sociales de las niñas", indicó. Hizo notar que el 60% de los trabajos cambiarán su naturaleza para el 2030, lo que provee una buena oportunidad de mejorar la posición de la mujer en la sociedad. Sin embargo, menos del 20% de las posiciones de liderazgo en universidades las sostienen mujeres. Ninguna de las 12 universidades de Marruecos tiene una directora mujer.

"O imponemos paridad, o creamos los medios para permitirle a las mujeres alcanzar esas posiciones de liderazgo, para que nuestro país se pueda mover hacia adelante".

Leyes positivas deben ser implementadas

Fatima Echaabi, quien representa a las organizaciones afiliadas en Marruecos, enfatizó en que los derechos de las mujeres son derechos humanos. La igualdad de género es un proyecto para toda la sociedad, en educación o en otras áreas como política, añadió. "¿Cuántas niñas consiguen sus sueños? ¿Cuántas mujeres están en posiciones de liderazgo?"

Marruecos, reconoció, ha hecho esfuerzos para que las niñas puedan entrar en las escuelas, inclusive en áreas alejadas. Pero los obstáculos para la igualdad de género son múltiples, y hay una "pared de concreto", una mentalidad de macho, anclada en comportamientos culturales y religiosos en Marruecos.

El país sí tiene leyes liberales y modernas relacionadas a la igualdad de género, las cuales combaten la discriminación contra las mujeres, dijo Echaabi. Pero estas leyes necesitan ser implementadas.

"Solo un proyecto de sociedad basado en la igualdad de género, en la visibilidad de las competencias de hombres y mujeres llevarán a esta sociedad al desarrollo y a la justicia social.

Conferencia

La 3ª Conferencia Mundial de las Mujeres de la Internacional de la Educación, "Encontrar una salida del "laberinto": Mujeres, Educación, Sindicatos y Liderazgo" se desarrolla en Marrakech, Marruecos, del 5 al 7 de febrero. Por la IE América Latina participan los sindicatos ANDE y SEC, de Costa Rica; FAPROUASD, de República Dominicana; CNTE y PROIFES, de Brasil; CONADU, de Argentina; FUM-TEP, de Uruguay; y ASPU, de Colombia.

IE Mujeres Conferencia Mundial