Discurso de Fred van Leeuwen. Secretario General de la Internacional de la Educación (IE), en la apertura de la VII Conferencia Regional.

 

Compañeras y compañeros:

Fred van LeeuwenHace exactamente un año un huracán barrió el planeta.  El huracán global parece haberse calmado recientemente, pero recién ahora comenzamos a comprender la verdadera dimensión de los daños. En el pasado América Latina pagó una parte importante de las crisis financieras. También lo hicieron otras regiones. Pero esta es la primera vez desde la gran depresión de 1930 que una crisis financiera golpea a todo el mundo. Es la primera gran crisis de la globalización económica neoliberal.

Durante tres décadas hubo un consenso global en favor de favorecer el sector privado y deteriorar el sector público. El ascenso de esta política –o debería decir mejor de esta ideología- “neoliberal” fue promovida en Chile bajo Pinochet en asocio con otros gobiernos dictatoriales de América Latina  y con el apoyo de Reagan y Margaret Tatcher.

Ahora sabemos que el boom de Norte América en 2001 fue conducido por las deudas y la especulación del capital financiero.  Fue un boom del sector privado transnacional y estuvo ligado a la degradación constante de sector público.  Lo mismo ocurrió en algunos países de esta región y en otras partes del mundo -un  boom del sector privado unido a un estancamiento del sector público- Cuando el boom americano se rompió en mil pedazos y los pedazos se desparramaron rápidamente por todo el mundo, el impacto en las regiones fue muy fuerte. FUE RAPIDO, DRAMATICO Y LAS CONSECUENCIAS ESTAN LEJOS DE HABERSE TERMINADO.  Pero si estamos seguros que son los sectores más débiles los más afectados y quienes están pagando el costo de esta crisis.

Existe el riesgo de que los gobiernos continúen cortando los programas sociales más progresistas que buscan reducir la pobreza, que apoyan a las familias más desfavorecidas para que sus hijos vayan a la escuela.

Exoneraciones fiscales, innecesarias, apoyadas por poderosas élites políticas, están estrechamente ligadas a muchos de los problemas de las finanzas públicas en la región. México, América Central y El Caribe fueron duramente golpeados a causa de su dependencia de la economía norteamericana. La recesión en Estados Unidos y Europa llevó a una drástica disminución del flujo de remesas, sobre todo para las familias más pobres. Las remesas mexicanas cayeron un 12 por ciento en Enero de 2009.

Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo, el promedio anual de crecimiento productivo en las 7 economías mayores -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela- puede caer del 5.8 por ciento al 1.9 por ciento en el período 2009-2013. Y esto, solo si las economías más desarrolladas inician su recuperación económica en la segunda mitad del año. Sino las cosas pueden empeorar.

El Banco Mundial estima que habrá unos seis millones de pobres más en la región. Y el trabajo infantil continuará creciendo.

Algunos países de América Latina y El Caribe han hecho una importante inversión en educación en los años pasados y la sociedad se sigue beneficiando aún de ese esfuerzo. Derivado de esto la matricula ha crecido en primaria y secundaria, lo mismo sucede en educación superior.

Sin embargo, no hay que olvidar que todavía hay muchos niños y niñas en edad escolar que no han visto nunca una escuela por dentro, según afirmaciones del Informe UNESCO  sobre Educación para Todos y Todas.

En Brasil, se estima que en 2007 alrededor de 600.000 (seiscientos mil) niños y niñas en edad escolar no fueron a la escuela. En Perú, se realizó un recorte del presupuesto educativo del 2.8 al 3 por ciento. Los salarios y las pensiones del profesorado fueron congelados, a pesar de que el costo de la vida se duplicó y hasta triplicó en algunos casos.

Se estima que más de mil escuelas se quedaron sin docentes y que se les aplica una evaluación para castigarlos y no para permitir su desarrollo profesional.  Compañeras y compañeros, esto ha sido las consecuencias de la política exigida y financiada por las instituciones financieras internacionales en educación y por haber acordado con los gobiernos aplicar una reforma educativa para afectar la educación publica y garantizar abrir el comercio en la educación.

 

El Grupo ocho y el Grupo veinte

 

Al mismo tiempo, esta crisis puso a América Latina en primera plana.  El Presidente Lula es una de las figuras clave en el proceso de construir un consenso global para salir de la crisis y para lograr una recuperación que sea sostenible y justa. Argentina ha jugado también un papel fundamental, al plantarse exitosamente frente al Fondo Monetario Internacional hace tres años, no permitiendo las exigencias del Fondo Monetario Internacional y mostrar una alternativa al modelo neoliberal. Hace cuatro semanas el gobierno argentino anunció que va a normalizar su relación con el Fondo pero “sin aceptar condiciones políticas”

Compañeras y compañeros, ya no es posible que las economías más grandes se reunan entre ellas en el Grupo de los ocho para definir los asuntos que pertenece a todo el mundo. Cuando se reunieron en Italia,  en julio, fueron acompañados por los líderes de otros veinte países. El Grupo de los veinte se ha convertido en el centro de la acción sobre los asuntos económicos y financieros.

La semana próxima,  desde que comenzó la crisis, una nueva Cumbre del Grupo de los veinte se reunirá en Pittsburgh. La IE está trabajando a través de dos grandes coaliciones. Los Sindicatos Mundiales y la Campaña Mundial por la Educación para todos y todas, ambas instancias estarán allí.

Pensamos que tenemos que incidir en este grupo de países y hemos comenzado a hacer algunos progresos.  Los líderes del Grupo de los ocho apoyados por otros veinte dirigentes mundiales han retomado dos propuestas de la IE, les hemos dicho que:

“Invertir en educación y en el desarrollo de aptitudes es crucial para una recuperación sostenible” y “afirmamos el derecho de todos y todas a la educación”.  Esto no ha sucedido por casualidad. Es el fruto de un intenso trabajo con nuestras afiliadas en las dos coaliciones mencionadas.

Pero todos sabemos que hay un gran trecho, una gran brecha entre las palabras y la acción. A los gobiernos se les hace fácil firmar acuerdos mundiales en defensa de la educación pública y luego hacer lo contrario en sus países.  En enero los dirigentes del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional demandaban estímulos a nivel mundial. El Director del FMI en particular pidió mayores inversiones en servicios públicos, incluida la educación. ¡Genial, dijimos!! El Fondo parece estar cambiando…Pero en America Latina parece que esto no funciona porque se aplica una política diferente.

 

Factores sociales y políticos

 

Por otra parte, estamos convencidos de que no es posible mirar a la crisis económica y financiera de manera aislada, separada de otros desafíos importantes. La crisis alimentaria ya estaba presente y siendo enfrentada en varios países de América Latina y en Haití. El cambio climático es un desafío para todos. A propósito, nosotros lo dijimos hace seis años en el Congreso de Porto Alegre.  Lo mismo sucede con la propagación del VIH/SIDA.

Pero hay otros grandes desafíos. En los próximos dieciocho meses, se desarrollarán en promedio 10 procesos electorales en la región y esto puede cambiar el panorama político de América Latina.

Pensábamos que el periodo de las dictaduras militares en America Latina había terminado, pero lamentablemente lo que ha sucedido en Honduras indica todo lo contrario.  Por eso la IE  ha condenado con firmeza el golpe de estado en Honduras y ha exigido la restitución del Presidente Zelaya y la recuperación de la institucionalidad democrática.  NO PODEMOS ADMITIR EL REGRESO AL PASADO, A DICTADURAS DE NINGUN TIPO.

Por eso nos complace la visita hecha recientemente por el compañero Hugo Yasky, Presidente del Comité Regional a Honduras a acompañar a nuestras afiliadas las que enfrentan el reto de que se vuelva a recuperar la institucionalidad democrática en ese país.  Compañeras y compañeros hay que defender fuertemente el regreso de Zelaya como Presidente constitucional de Honduras.

En este marco los temas de esta Conferencia son muy importantes porque tienen que ver con el contexto que enfrenta America Latina, las perspectivas políticas del desarrollo regional, las estrategias sindicales y la defensa de los derechos humanos y la democracia.

 

Invertir en Educación

 

El Consejo Ejecutivo de la IE está convencido de que no es suficiente con decir que el financiamiento de la educación debe ser defendido. No es suficiente con resistir a las presiones de los ministros de economía y al complejo juego de los ministerios y agencias como el Fondo, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo. Tenemos que mandar un mensaje muy claro, la educación es la base del desarrollo,  la educación no es una mercancía, es una inversión para el desarrollo social y es por eso un derecho social.  La educación es una inversión y es la clave del futuro de cada una de las naciones. Eso significa además invertir en docentes. Los países necesitan empleo, no  llevar la  gente al desempleo.

Compañeras y compañeros, tenemos grandes argumentos para reclamar inversion en educación. Ha llegado el momento de fortalecer la Educación pública de calidad. Tenemos que reafirmar que la inversión en educación primaria,  secundaria y universitaria es una inversión para el desarrollo de las generaciones venideras, para el futuro de cada país.  Invertir en Educación para la primera infancia rendirá como fruto que cada niño tenga un comienzo equitativo y que las mujeres puedan retornar a su lugar de trabajo sin problemas. También tenemos que enfatizar la necesidad de incrementar la inversión pública en Educación Superior.

 

Valores

 

Pero hay un mensaje todavía más profundo y que viene del fondo de las experiencias vividas en este Continente. Es el mensaje relacionado con los VALORES. Los valores de la educación pública son esencialmente valores que sustentan tanto a la Democracia como a  la prosperidad. Engloban principios de equidad e igualdad de oportunidades, de no-discriminación y justicia social. Incluyen la responsabilidad colectiva y la libertad individual, la solidaridad y las oportunidades para todos. Se basan en el respeto de los Derechos Humanos. Ese es el espíritu que debe guiar nuestra acción.

 

Movilización

 

Asimismo, debemos desarrollar acciones estratégicas y cada organización sindical debe movilizarse con todos los recursos que tienen a su disposición. Tenemos que articular una estrategia desde cada país, a nivel regional y a nivel mundial. Solo con una estrategia que relacione lo mundial, con lo regional y nacional es que podremos enfrentar los desafíos y tener éxito.

Para tener éxito, debemos combinar nuestras ideas con acciones en cada uno de esos niveles. Tenemos que combinar los análisis, la investigación, los argumentos y las propuestas con la acción y la movilización.

Compañeras y compañeros, nosotros sabemos cómo movilizarnos. Los sindicatos de la educación suelen ser muy eficaces. El desafío reside en movilizarnos para tener el  mayor  impacto en las decisiones políticas y defender la educación pública de calidad. Para lograr eso en la actual economía globalizada reitero que tenemos necesariamente que articular nuestra acción mundial con lo nacional y local y presionar a las instituciones financieras internacional como el Fondo Monetario y el Banco Mundial.

Tenemos que lograr que los  compromisos asumidos en el Grupo ocho, el Grupo veinte y en Naciones Unidas se apliquen realmente a nivel nacional. Y es ahí donde ustedes, los dirigentes nacionales tienen que movilizarse. La coherencia entre la acción mundial y la acción nacional es fundamental. Tiene que ser un proceso de ida y vuelta.

La IE es lo que es cada una de las  organizaciones miembro.  Juntos debemos marchar hacia adelante y:

  • Defender la educación pública de calidad en el marco de la sociedad que queremos y no permitir la comercialización de la educación.

  • Continuar presionando para lograr financiamiento público para educación y también para garantizar condiciones dignas para las educadoras y educadores.

  • Insistimos en que debe haber una gran capacidad de movilización mundial, regional y nacional.

  • Elaborar propuestas estratégicas para lograr el bienestar de nuestras sociedades y países.

Finalmente todas las organizaciones deben hacer todos los esfuerzos para fortalecerse y ser efectivas en cada uno de sus países.

Federico Mayor, ex Director General de la UNESCO escribía hace poco en el Periódico EL PAIS, “ha llegado el  momento de que actúen los ciudadanos, dejen de ser observadores pasivos y empiecen a participar activamente”  Solo entonces –afirmó- los gobiernos serán auténticamente democráticos, actuarán respondiendo al deseo de sus ciudadanos, escuchando y respetando sus opiniones.

¿Quienes pueden hacer frente mejor a este desafío son las educadoras y los educadores? ¿Y quiénes están más capacitados para ejercer el liderazgo son las organizaciones sindicales? Nuestro desafío, compañeras y compañeros, es ejercer todas nuestras capacidades formulando propuestas, negociando y movilizándonos en cada país.

Campaña Haití

Haiti

Educación en Chile

Chile

Alto a crímenes de docentes en Colombia

Colombia

VII conferencia regional

VII Conferencia

Prevención VIH-SIDA

Educación no es mercancía

Siganos

twitter facebook youtube picasa Lector RSS

 

III Encuentro MPL

Actividades 2016

Actividades 2015

Videos

Observatorio Educativo

FOTOS VIII Conferencia Regional

Education in crisis

Organizaciones afiliadas

Afiliadas
JSN Epic template designed by JoomlaShine.com