Luiz Fernandes Dourado en el Movimiento Pedagógico(3/12/2015 Costa Rica) El Movimiento pedagógico debe fortalecerse para combatir la nueva estrategia de  los organismos  financieros, sugirió Luiz Fernandes Dourado, doctor en Educación de la Universidad Federal de Goiás, invitado a exponer en el segundo día del III Encuentro: Hacia un Movimiento Pedagógico Latinoamericano. En este encuentro se dan cita educadores de 18 países que representan a 34 sindicatos de educación de la región.

“La privatización es ahora algo más amplio. Es un proceso más sofisticado que promueve la privatización dentro del sector público para debilitar al movimiento sindical y las luchas de los trabajadores, culpando a los trabajadores de los fracasos o problemas de Estado. Rompe con la gestión democrática por una gestión empresarial dentro de las escuelas”. Con esta declaración, Dourado explicó hacia donde se enrumba el cambio del modelo de la privatización, no solo en educación, sino los diferentes derechos que brinda el Estado.

En el segundo día del III Encuentro: Hacia un Movimiento Pedagógico Latinoamericano, el cual se lleva a cabo en San José, Costa Rica, las personas representantes de las organizaciones afiliadas a la Internacional de la Educación, analizan cómo la financierización de la economía pone en peligro la educación pública.

La conferencia del Dr. Dourado señala que dentro del proceso de globalización política, social y económica se agilizan los cambios tecnológicos, políticos, sociales y de diversas índoles.

Hay una política de reducir el Estado a partir de una agenda transnacional que divide, diversifica y diferencia. Por lo tanto hay una redefinición de las instituciones educativas y escolares.

“Nuestro movimiento debe tener toda la orientación de cuál es el papel de los organismos multilaterales y cuáles son esas alternativas neoliberales que pretenden que la educación sea una mercancía. El movimiento entiende la educación como un derecho social para todos, por lo cual la lucha es contra la mercantilización y por otro lado, por la defensa de la escuela pública, laica y social para todos”, indicó.

Ajuste fiscal es la base de la privatización

De manera general, bancos, empresas e inversionistas se enfocan en ganar e  influenciar a los mercados y a las políticas públicas de los países.

El ajuste fiscal es la base para la privatización, por ello se destaca es el interés de los grandes bancos y fondos de inversión para capturar el Estado y someterlo al control, de allí la lógica de privatización de los bienes públicos: salud, educación, transporte, servicios. Buscan también apropiarse de los ingresos públicos.

El ajuste fiscal sin duda coloca al país en un problema serio de políticas públicas, ya que reducen la capacidad de actuar del Estado y lo lleva a una reducción en los puestos de trabajo, de los salarios, del poder adquisitivo de las familias, recortes de las políticas sociales y a endeudarse.

La privatización externa es otra de las caras de este proceso, que sucede a través de subsidios, contratación del sector privado para ejercer actividades del sector público, asesorías del sector privado, préstamos a organismos financieros, alianzas público-privadas, lo que nos lleva a un escenario donde la privatización es más compleja.

Dourado explicó que hay varias modalidades de privatización, trasferencias de propiedades, oferta privada con financiación pública, las cuales operan bajo la misma lógica.

Cuando se habla de la eficiencia del sector privado se habla de mejores escuelas, por lo que tenemos que discutir este tema, pues es la escuela pública la que tiene efectividad social y debe ser reforzada.

“Necesitamos estar atentos ante el discurso de capital que busca capturar mentes y corazones. Hay una ideología asimilada por varios sectores, incluso por los mismos docentes que les lleva a una competencia entre las mismas escuelas públicas”, recalcó.

El caso de Brasil

En Brasil hay un Gobierno popular que ha permitido el avance en muchas políticas, pero es un gobierno de coalición. Hay avances en el sector público, se duplicó la cobertura y la creación de universidades públicas.

Varios de sus estados han transferido las escuelas públicas para el sector privado, como parte de las políticas de gobiernos locales, que han hecho alianzas públicas-privadas.

La educación básica en Brasil tiene más de 50 millones de estudiantes. La enseñanza fundamental está universalizada, pero hay 9 millones fuera de la escuela y esto representa un reto muy grande con la expansión de la educación infantil.

En la educación superior hay más de 2 mil instituciones de las cuales solo 300 son públicas. Pese a que están viviendo avances en las políticas públicas hay retrocesos en los ajustes fiscales.

“Necesitamos mejorar el sistema y avanzar en la reglamentación del sector privado. Es fundamental que los estados tengan leyes para reglamentar su educación, evaluación de la educación pero sin que haya pruebas estandarizadas.

El reto es universalizar la educación en primaria y secundaria y doblar las matrículas en la educación superior. Al mismo tiempo necesitamos discutir las acciones del capital financiero”, puntualizó Dourado.

El proceso de financiación en Brasil es una realidad. Empresas educativas privadas que invierten en la bolsa, han aumentado sus acciones y han acrecentado su matrícula a más de un millón de estudiantes.

Impactos de la privatización

Dourado destacó los principales impactos que tiene la privatización en el sector magisterial a nivel mundial:

  • Transnacionalización de la educación
  • Disminución de los puestos de trabajo
  • Énfasis en los rankings, por medio de instrumentos de medición
  • Implementación de la evaluación estandarizada, por medio de instrumentos supranacionales con interés del mercado financiero.
  • Impacto en la cultura nacional.
  • Dependencia de nuestras instituciones al mercado financiero, para garantizar su supervivencia.
  • Implementación de fundaciones privadas en el interior de las instituciones públicas.
  • Afectación directa a los profesionales de la educación
  • Precarización del trabajo docente
  • Una flexibilización y subcontratación del trabajo docente
  • Nuevas formas de contratación
  • Cambios en los salarios y las formas de trabajo

Ante esta realidad, Dourado recomienda fortalecer el movimiento pedagógico latinoamericano y construir el horizonte para que los estudiantes tengan conocimiento amplio de la realidad que se vive en Latinoamérica.

También propone la realización de estudios articulados entre los países que están dentro de este movimiento, para identificar los diferentes tipos de privatización.

Las acciones nacionales articuladas para enfrentar la privatización, es otra de las formas en que puede combatir este sistema, pero ello va a exigir más acercamientos entre los sectores.

Además, se cree de suma importancia internacionalizar la lucha y crear una agenda común que involucre la formación inicial, la situación salar y las condiciones de trabajo.

Dourado también recomienda avanzar en la reglamentación y en los marcos de regulación, para fortalecer los sistemas nacionales de educación.

Fortalecer las acciones de respeto y la discusión de género y de derechos sexuales, así como los de diversidad sexual, son otros de los aspectos que deben ocupar nuestra agenda.

 

 

 

 

Síganos

twitter facebook youtube picasa Lector RSS

 

III Encuentro MPL

Actividades 2016

Actividades 2015

Videos

FOTOS VIII Conferencia Regional

Organizaciones afiliadas

Afiliadas
JSN Epic template designed by JoomlaShine.com