El maestro Duvián Darío Rojo Cadavid fue asesinado a balazos junto a su esposa una semana después de realizar denuncias de extorciones que venían recibiedno más de 30 docentes en Antoquia, Colombia.

 

(17/03/2010 Colombia) El difícil clima político, social y sindical en Colombia se acrecienta tras un nuevo asesinato de un docente, esta vez en Puerto Berrío, en el departamento de Antoquia, en la zona noroccidental de Colombia, 190 km al Noreste de Medellín.

La Federación Colombiana de Educadores  (FECODE, afiliada a la Internacional de la Educación) denunció esta semana el asesinato del docente Duvián Darío Rojo Cadavid y su esposa.

Duvián Rojo era maestro en la Escuela Normal de Puerto Berrío, en el municipio del mismo nombre, y una semana antes de los hechos había denunciado una serie de extorciones que una treintena de docentes habían recibido por parte de grupos armados ilegales.

Según información de la propia FECODE ya son seis los docentes asesinados en el transcurso de este año 2010. La Federación que nuclea a educadores de todo el país exigió a las autoridades departamentales y municipales “adoptar las medidas que garanticen el libre ejercicio de la actividad docente y sindical en Puerto Berrío”. Además, señaló un comunicado de FECODE, solicitó a las autoridades nacionales en Colombia las “investigaciones necesarias que rompan la acostumbrada cadena de impunidad que caracteriza los asesinatos de profesores”.

La denuncia fue realizada ante el Ministerio del Interior y la Justicia, el de Educación, el de Protección Social, así como a la Procuraduría General de  la Nación, la Defensoría del Pueblo,  la Fiscalía General de la Nación y la Presidencia de la Republica.

El docente y activista sindical fue baleado, junto con su esposa Verónica Cadavid, por sujetos no identificados cuando caminaban por el parque principal del municipio, el 13 de marzo, aproximadamente a las siete de la noche, víspera de las elecciones legislativas en ese país.

Darío Rojo se destacaba por su activismo sindical en la Asociación de Institutores de Antioquia (ADIDA) y en la última semana había denunciado diversas extorsiones a las que venían siendo sometidos cerca de 30 docentes del mencionado municipio, por parte de grupos armados ilegales.

FECODE rechaza este nuevo crimen y expresa su más sentida solidaridad a la organización sindical ADIDA, a los familiares del docente y su esposa  asesinados y a la comunidad   educativa en general. La organización colombiana instó a maestras y maestros a mantener en alto las banderas de la lucha por la defensa del  derecho a la vida y el respeto de los derechos humanos de toda Colombia.

Según indica el sitio oficial del gobierno del departamento de Antioquia el reporte de las autoridades señaló que el asesinato fue por causas “ajenas a la función que cumplía en esta localidad”, como lo dijo el Director de Gestión y Apoyo Administrativo de la Secretaría de Educación para la Cultura de Antioquia (SEDUCA), Alvaro Uribe Moreno. Sin embargo, no se ha esclarecido el caso y crece el clima de inseguridad en la región y en el país.

Asimismo la Federación solicitó la solidaridad nacional e internacional del movimiento sindical y de derechos humanos para que exijan al gobierno colombiano, “el cese  de  la violación de los derechos fundamentales de que estamos siendo victimas y en especial en éste momento con el magisterio del municipio de Puerto Berrío”.

La Internacional de la Educación se solidariza con la familia y organizaciones colombianas e insta a las autoridades nacionales e internacionales a investigar y a hacer justicia en Colombia tras seis asesinatos en este año 2010.

 

Síganos

twitter facebook youtube picasa Lector RSS

 

III Encuentro MPL

Actividades 2016

Actividades 2015

Videos

FOTOS VIII Conferencia Regional

Organizaciones afiliadas

Afiliadas
JSN Epic template designed by JoomlaShine.com