Menos violencia en centros educativos para una educación de calidad

09 de Diciembre, 2014
Estudio sobre la educación en Brasil

La investigación "Educación y enseñanza profesionales"  reveló que la falta de seguridad y la violencia en las escuelas son los principales problemas que imposibilitan una educación de calidad según por la población consultada. El levantamiento de la investigación se hizo por petición de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), afiliada a la Internacional de la Educación, y registró las impresiones de 3000 personas de más de 16 años en las cinco regiones de todo el país.

Esta investigación da a conocer los principales obstáculos para una educación de calidad según los encuestados: La violencia en los centros educativos y  la poca valorización de las personas docentes y funcionarios  por parte del gobierno.

Según los datos recopilados, el 89% de las personas participantes considera que existe mucha violencia en las escuelas públicas brasileñas. Los entrevistados están de acuerdo en cuanto a la valorización de los docentes, pues un 98% consideran que la profesión debería ser más reconocida.

Roberto Leão, presidente de la CNTE, dijo que la encuesta muestra en números algo que de lo que ya tenían conocimiento. "La sociedad ve lo que está sucediendo, ve que necesitamos un cambio", agregó.

La investigación también muestra un consenso respecto a que la educación es importante para el futuro de Brasil, pues el 99% de los entrevistados tuvieron esa opinión.  Estes es un tema que muchas personas tomarán en cuenta en las próximas elecciones, ya que el 72% dijo que se informará sobre educación antes de votar.

Con respecto a la valorización docente, un 76% opina que las profesoras y los profesores son menos valorados de lo que deberían por la población y un 85% consideran que el gobierno no les da el valor que las personas docentes merecen. En un apartado similar el 66% de las personas consultadas considera que el salario de las personas docentes es pésimo, contra un 8% que considera que la profesión está bien remunerada.

Según la investigación, los entrevistados reconocen que la docencia debería ser una profesión con mejor remuneración y el 85% de los brasileños cree que los profesionales de la educación deberían tener un piso salarial nacional que respalde su salario. Del total, el 98% consideran importante que tanto personas docentes como funcionarias de los centros educativos tengan buenos salarios para que la escuela sea de calidad.

Además de la sensación de inseguridad, el estudio demuestra que más del 80% de las personas entrevistadas estudió o estudia en escuela pública y muchas de esas personas tienen recuerdos de algún tipo de violencia en la escuela que estudiaron. Las personas entrevistadas alegan  conocer casos de agresión física, vandalismo, discriminación, asalto a mano armada, violencia sexual y asesinato. Sumado a esto, más del 40% tuvo conocimiento de agresiones verbales.

La Internacional de la Educación representa a más de treinta millones de trabajadoras y trabajadores de la educación en el mundo, defiende la educación pública de calidad, el derecho a la libertad sindical y la garantía de condiciones de trabajo dignas para el sector laboral de la educación como condición esencial para garantizar la democracia, la igualdad y la justicia social.

Es por esto que desde la Internacional de la Educación lanzamos un llamado para que el gobierno brasileño y todos los gobiernos del mundo respeten la profesión docente y redoblen esfuerzos para alejar la violencia de los centros educativos. Un ambiente de aprendizaje libre de violencia y una persona profesional docente empoderada y satisfecha son de vital importancia para el fortalecimiento de una educación, de calidad como la que promovemos desde el Movimiento Pedagógico Latinoamericano.

 

Movimiento Pedagógico Brasil CNTE Estudio